Carrito de la compra

Mindfulness + maternidad: Una guía para madres primerizas

Anique Bleumink

Mindfulness + maternidad: Una guía para madres primerizas

No hay duda al respecto: ser una mamá primeriza puede ser muy difícil. No solo estás aprendiendo a cuidar de un pequeño ser humano, sino que lo más probable es que lo estés haciendo con muy pocas horas de sueño, mientras te recuperas del parto, y haces malabares con otras responsabilidades de la vida diaria.

Así que, con todos los altibajos emocionales que conlleva tener un hijo, ¿cómo puedes mantenerte presente y fuerte para tu pequeño/a? La respuesta: el mindfulness.

¿Por qué el Mindfulness (o la Atención plena) es importante?

Tener una familia en crecimiento significa más responsabilidad y, para muchos padres, menos tiempo “para mí”. Cuando se produce este gran cambio en el estilo de vida, es fácil utilizar el piloto automático y lanzar el mindfulness por la ventana. Pero ahí está la clave... la atención plena es la llave mágica que nos mantiene presentes con nuestros hijos, nos permite aprovechar la alegría en momentos de estrés y nos mantiene en sintonía con nuestros cuerpos. Además, ¡practicar la atención plena no requiere de mucho tiempo!

Para una nueva mamá, practicar mindfulness puede parecer tan complicado como meter un par de vaqueros en una maleta completamente llena de cosas (porque, ¿quién necesita otra tarea pendiente ahora?). La realidad es que hay muchos ejercicios de mindfulness que toman muy poco tiempo y son increíblemente efectivos.

Si eres una madre primeriza y estás buscando técnicas rápidas y sencillas para incorporar el mindfulness a tu vida, sigue leyendo cuatro de mis ejercicios favoritos que seguramente generarán alegría y cultivarán la conciencia plena en tu ajetreada vida.

 

Cuatro técnicas rápidas y fáciles de mindfulness para madres primerizas

Practica la gratitud

Cuando tu bebé está sufriendo una crisis, ninguno de los factores sospechosos habituales está en juego (pañal sucio, hambre, etc.), y nada de lo que hagas parece calmar al pequeño, puedes verte arrastrada por la frustración fácilmente. Sin embargo, estoy segura de que ya sabes, que la frustración no te ayuda ni a ti ni a tu bebé en esta situación.

Este es el momento perfecto para practicar la gratitud. Solo tomará unos segundos y todo lo que tienes que hacer es preguntarte: "¿Por qué estoy agradecido/a?" Tu respuesta no necesita ser profunda, ¡aunque podría serlo! Tal vez simplemente sean las flores de tu ventana o el té que tu pareja te preparó esta mañana. Aunque esto no cambia la situación inmediata (la crisis aún puede estar en pleno auge) practicar la gratitud puede cambiar tu forma de pensar y afectar a la forma en la que manejas la situación.

 

Céntrate en la tarea inmediata

En la primera etapa de la maternidad, es completamente normal y comprensible sentirse abrumada por las responsabilidades de este nuevo rol. Pero, afortunadamente, hay una gran técnica de mindfulness para usar cuando la mamá-primeriza-agobiada comienza a actuar por ti. Cuando no hayas dormido en tres días y no puedas imaginarte levantándome una vez más para cambiar otro pañal sucio o volver a alimentar a tu bebé, simplemente practica lo que me gusta llamar "la tarea inmediata".

Cuando piensas en la tarea inmediata, solo te estás enfocando en lo que está delante de ti y en la tarea que estás haciendo exactamente ahora. No hay necesidad de preocuparse por cuándo el bebé se despertará de nuevo o si estará inquieto e irritado la próxima vez que vayas al supermercado. Ser consciente del presente y de lo que estás haciendo ahora, te ayuda a mantenerte en tierra, tranquila y motivada.

 

La autorreflexión

Estoy segura de que lo has escuchado de amigos o familiares que son padres: los niños crecen muy rápido. Cuando te das cuenta, te descubres preguntándote: "¿Dónde está mi bebé?" ¡El tiempo pasa volando! Con todas las nuevas responsabilidades que vienen con un recién nacido, no es de extrañar que el tiempo comience a ser difuso y pasar muy rápido.

Entonces, ¿cómo puedes disfrutar de esos momentos especiales como mamá primeriza? La autorreflexión. Cuando reflexionas sobre ti misma, puedes apreciar lo que te está yendo bien en tu vida y reconocer qué cosas te gustaría mejorar. No necesitas dedicarle muchísimo tiempo. Puedes reflexionar escribiendo en un diario durante cinco minutos después de que tu bebé se haya ido a la cama o tal vez tenga hagas una sesión de quince minutos una vez a la semana. Aquí no hay reglas, se trata de hacer lo que mejor te venga a ti.

PD: ¿Quieres probar la autorreflexión pero no sabes dónde o cómo empezar? Echa un vistazo a Vertellis Chapters. Este precioso diario te ayuda durante el proceso de autorreflexión con preguntas concretas y frases inspiradoras ¡así que es perfecto para las mamás que quieren ir al grano! Por ahora solo está disponible en inglés, pero pronto estará disponible en español. 

Conecta con tus necesidades

Creo que el mito más grande sobre las mamás primerizas es que sus necesidades ya no son una prioridad. ¿Conoces la frase "You can’t pour from an empty cup" (“No se puede verter nada de un vaso vacío”)? Pues creo que eso definitivamente se aplica a las nuevas madres.

Aunque algunas de tus necesidades como madre pueden cambiar (¿recuerdas cuando pensabas que no podrías funcionar sin dormir ocho horas cada noche?), todavía tienes necesidades y son muy importantes. El truco aquí es averiguar cuáles son tus necesidades como nueva mamá. Para hacer esto, tómate un momento y sintoniza con tu cuerpo. ¿Necesitas algo ahora mismo? Si es así, ¿puedes satisfacer esa necesidad por ti misma? Si no puedes, ¿puedes pedirle ayuda a un amigo, familiar o pareja? Nunca tengas miedo de pedir ayuda. :)



¿Algún otro consejo para mamás primerizas por aquí?

¿Tienes una técnica favorita de mindfulness? Si es así, ¡deja un comentario a continuación! La comunidad es una parte muy importante de la paternidad, así que ayudémonos mutuamente. 

Si deseas compartir tus opiniones en las redes sociales, asegúrate de usar el hashtag #myvertellismoment.

 

Bio:
Tessa es parte del equipo de Vertellis en EE. UU. Le gusta la escritura. Cuando no está escribiendo en su portátil, generalmente la encontrarás estudiando a Shakespeare o pasando tiempo en la naturaleza. Tres cosas indispensables en su vida: buena comida, buen café y buenas conversaciones.

0 comentarios


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados